martes, 25 de abril de 2017

La Típica Película

.







Podría parecer el fotograma de una típica película irlandesa, ya sabes.
Pero no, es la típica película de la adolescencia......
..........muchos cristales por romper y un hueco por donde respirar..



.

viernes, 31 de marzo de 2017

El Hombre del Sombrero

No te dejes distraer demasiado tiempo por la farola y su duro metal, contra el que parece haberse golpeado una y otra vez mi alma, dolorida y, a ratos, cansada. Es el hombre del sombrero el protagonista, con el cuerpo más castigado de lo que quisiera y su alma exacta a la mía.
Hace tiempo que se ha dado cuenta que le ha tocado hacer un curso intensivo de aprendizaje, de asistencia ineludible, al que le ha apuntado la vida. Simplemente la vida. Que consigue marchitarte para, al mismo tiempo, engendrar una flor cada vez más bonita, fruto de lo primero. Puede sonar cursi, es como se me ocurre explicártelo.
Podemos decirlo de otra forma, el hombre del sombrero, como cualquier otro hombre, va aguantando los golpes de la vida que le hacen estar más enamorado de élla.




Echaba de menos estar sentado aquí, en este salón. Hace más de año y medio de mi anterior publicación. He pasado por la puerta muchas veces, pero sólo hoy he entrado. Han sido un cúmulo de sensaciones, buenas sensaciones, incluso sabiendo que vería vacía la butaca donde siempre estaba sentado Ripley.

No voy a asegurar que vaya a quedarme, pero intentaré venir más a menudo.



.

domingo, 16 de agosto de 2015

jueves, 2 de julio de 2015

martes, 12 de mayo de 2015

Persi?







(No sé el por qué pero la foto, por más que la he subido varias veces, se ve bastante mal.
Si pinchas en ella la podrás ver como es en realidad).





.

sábado, 2 de mayo de 2015

miércoles, 15 de abril de 2015

Una tranquila Charla con el Viento





"El viento me daba igual... si a mí me lleva. 
Lo que me queda está por venir".

'Los Delinquentes'





.

martes, 24 de marzo de 2015

martes, 17 de febrero de 2015

Asomado a los Recuerdos





Nuestro balcón favorito sigue ahí.
He querido asomarme varias veces desde que te fuiste, pero no puedo quedarme más de dos minutos.
 Llego, aparco, lio un cigarrillo, lo enciendo sin pedirte el mechero y sin que tu me lo pidas, me apoyo en la barandilla y con el humo también me voy tragando las lágrimas.
Si paso quiero parar. Si paro.....
Tienes que decirme cómo se hace para no echarte tanto de menos, cómo voy a hacer para poder estar aqui o acercarme a tu casa sin volver a romperme por dentro. Al menos quiero saber cuando va a aliviarse un poco este dolor, cuando podré acordarme de ti o pronunciar tu nombre sin venirme abajo.
 Cuando, amigo, dime.




.

martes, 20 de enero de 2015